¿Cuál es el origen de la picantería arequipeña?

Probablemente haya 3 motivos principales para viajar a Arequipa: ver el majestuosa Misti, conocer el cañón del Colca y comer en sus deliciosas picanterías. Y es este último el que debe ser la motivación principal para más de uno, porque como dicen, por el estómago se enamora.

La cocina arequipeña es, en síntesis, la mezcla de la cocina andina y la española que dio como resultado sabores y aromas únicos. De esa mezcla es que nacen guisos, caldos, chupes y demás platos típicos que encontramos en las picanterías, que desde hace siglos atiende como iguales en una misma mesa a personas de diferentes estratos sociales.

La picantería empieza como aquel lugar de reunión donde se servía la chicha de guiñapo para calmar la sed de sus comensales y siempre regida por una mujer, para luego ir agregando diferentes platillos tradicionales. De esta forma, de generación en generación, se pasaba el mando de la picantería de madre a hija, respetando las tradiciones como el uso del batán o el fogón y usando lo mejor de la campiña arequipeña.

Así pues, aquella mezcla de lo andino con lo hispano, la sierra con la costa y lo moderno con lo antiguo persiste hasta nuestros días en las picanterías arequipeñas. Y que mejor manera de disfrutar de la historia viviente de lugares como este que con un cogollo de chicha.

Mi pedido ¿Tiene un cupón?
  • No hay productos en tu pedido.