El balneario de Mejía

Mejía es un bello balneario en las costas de Arequipa. El origen de esta ciudadela se remonta a su relación con el ferrocarril que une a Mollendo y Arequipa, ferrocarril inaugurado en 1871 por el presidente Balta y diseñado por Enrique Meiggs, el mismo que diseñó los ferrocarriles de Lima – Oroya y Chimbote – Huaraz. Para esas épocas, Mejía era un pueblo pequeño, una caleta para pescadores y no fue hasta 1987 que el militar Trinidad Pacheco Andía fue nombrado prefecto de Islay, él vio un buen futuro en la zona de la actual Mejía y construyó su casa rústica. Luego fue convenciendo a familias arequipeñas para que hicieran lo mismo mientras tramitaba la titulación de los terrenos.

Su esfuerzo dio resultados. Altos ejecutivos del nuevo ferrocarril se acercaron al balneario al igual que familias de Arequipa y comenzaron a construir las casas que tanto caracterizan las calles de Mejía. En torno a la plazuela Bolognesi se pueden apreciar varias cosas con el acabado arquitectónico clásico de la época, casas hechas con pino de Oregón traído de Europa y ensamblados en el pueblo. Asimismo, la urbe moderna también ha invadido a Mejía y es un espectáculo apreciar ambas construcciones como un hilo temporal de que Mejía no pasa de moda para los arequipeños.

Mejía también es un ejemplo de que no es necesario privatizar una playa para mantenerla limpia y ordenada, basta con realizar una buena gestión municipal y se podrá conservar en plenitud la belleza de este balneario arequipeño por excelencia.

 

Mi pedido ¿Tiene un cupón?
  • No hay productos en tu pedido.